Susana López - Retratos

El que Susana López sea psicóloga, puede que le sirva para entender que la mente no basta para explicar qué es el ser humano.

Puede que fuera la razón que la llevara a cultivar su vocación por el dibujo y estudiar Bellas Artes; el comprender que el espíritu, que ese intransferible modo de habitar el cuerpo que cada cual atesora, que la verdad oculta del ser en la persona, solo se persigue y captura con la fragilidad de unas líneas y colores atrapados sobre el papel.