La fortaleza de un vínculo que no es dominio sino prolongación. Sostenido por pura y palpitante belleza capaz de transformar dos sentires en un solo ser, en una sola forma inexplicablemente plena.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *